Propiedades curativas de la avena

Uno de los componentes esenciales en la dieta de toda persona es la avena. Las abuelas siempre la han aconsejado, seguramente porque conocen de sus bondades. La avena pertenece a la gran familia de las gramíneas, compuesta por más de 2,000 especies distintas.

Este alimento se caracteriza por su tamaño, ya que cuando se cultiva en óptimas condiciones puede alcanzar el metro de altura. Su tallo está hueco, con unos nudos de los que parten las hojas, de aspectos planos y muy ásperos al tacto.

BONDADES

Aunque tradicionalmente se ha utilizado la avena para la alimentación animal por su riqueza en proteínas, lo que les permitía conseguir músculos muy potentes y realizar grandes esfuerzos, es muy adecuada igualmente para el consumo humano.

La avena es muy rica en hidratos de carbono, que se absorben lentamente en el organismo. Esto permite eliminar la sensación de hambre durante mucho tiempo, sin necesidad de estar constantemente comiendo, lo que resulta muy útil en tratamientos de obesidad, para aquellos que desean sentirse llenos sin tener que estar siempre ‘picando’ o comiendo otros alimentos que no les permitirían rebajar el peso.

USO INTERNO

Diurético. El contenido en silicio de esta planta aumenta la producción de orina y permite eliminar el ácido úrico, razón por la cual se utiliza en el tratamiento de la gota y otras enfermedades relacionadas con problemas de eliminación de líquidos: enfermedades reumáticas, problemas de micción, etc.

Aparato respiratorio. Muy útil para el tratamiento de enfermedades respiratorias en las que se requiera una acción expectorante y mucolítica que posibilite la disolución de las mucosidades y su expulsión; así como tos, bronquitis, pulmones cargados, entre otros.

Fertilidad. El extracto de avena (de venta en herbolarios) parece propiciar el aumento de fertilidad masculina. También es afrodisiaco, ya que posee mucho poder energético, por lo que resulta adecuado para el tratamiento de la falta de libido en personas que trabajan mucho.

USO EXTERNO

Utilizada externamente tiene propiedades muy interesantes para el cuidado de la piel, hasta el punto que este cereal forma parte de muchos productos de belleza como jabones, cremas, champús naturales, lociones, etc.

Psoriasis. Muy interesante para tratar esta enfermedad, ayuda a calmar el picor que habitualmente produce. Por ejemplo, se recomienda colocar dentro de un saquito de tela muy apelmazada 10 cucharadas de harina de avena y colocar dentro del agua del baño. Esta misma preparación resulta conveniente para disminuir la picazón de la urticaria o de la sarna.

Mascarilla. Para eliminar muchas imperfecciones de la piel como: granos, espinillas o acné se puede realizar una mascarilla con una pasta; realizada con 5 cucharadas de harina de avena en una cucharada de miel. Remover y añadir dos claras de huevo, y finalmente, colocar en forma de mascarilla sobre el rostro durante 30 minutos.

Dolores del reuma. Para aliviar los dolores producidos por las enfermedades reumáticas se puede mezclar un poco de harina de avena con vinagre, luego se pone a hervir esta preparación hasta que se ponga pastosa y colocar sobre la zona afectada. Este mismo tratamiento puede utilizarse para mitigar los fuertes dolores de la lumbalgia.

¿CÓMO INGERIRLA?

La avena se come fundamentalmente en forma de copos de avena que pueden añadirse al yogur o a la leche por la mañana, logrando un potente reconstituyente. También puede utilizarse en forma de harina refinada o integral, para elaborar platos muy variados. En caso de que la harina sea integral deberá ponerse en remojo durante toda la noche.

SEPA MÁS DE: Bondades del apio

Puedes encontrar más contenido como este siguiéndonos en nuestras redes sociales de Facebook y Twitter.

The post Propiedades curativas de la avena appeared first on Expreso.

Ir a la fuente
Author: Dalma Calderon