La Generalitat ocultó el encuentro de Puigdemont con el magnate ruso Aminov en 2017

Se vieron en Girona en una reunión de Rabinos

La Generalitat ocultó el encuentro entre el entonces presidente catalán, Carles Puigdemont, y el magnate ruso Vyacheslav Aminov en Girona en junio del 2017. Según El Confidencial, la reunión tuvo lugar en un momento en que el líder soberanista ya estaba enfrascado en el impulso de la consulta del 1 de octubre y cuando la tensión con el Gobierno español era muy elevada.

Aminov es fundador y miembro del consejo de la operadora ferroviaria rusa NefteTransService, una empresa especializada en transporte de mercancías que en 2013 se valoraba en 2.000 millones de dólares. La trayectoria de Aminov ha estado salpicada por diversas polémicas, ya que apareció en los Papeles de Panamá y en 2002 fue detenido por intentar sobornar al director del Servicio Federal de Seguridad, Nikolay Patrushev. Tras su detención cambió su posición y se acercó al nuevo poder de Vladimir Putin, tanto que se le encargó la limpieza del deporte ruso tras el escándalo de dopaje que salpicó al atletismo ruso.

Las fotos de Puigdemont con Aminov pertenecen a un encuentro de Rabinos en Girona, que sí se recogió en la agenda oficial de la Generalitat de ese día, pero donde no se hacía mención alguna a Vyacheslav Aminov. Sin embargo, según El Confidencial, el encuentro con Aminov debió tener más trascendencia, ya que en la lista de regalos oficiales recibidos por el presidente de la Generalitat, aparece «una taza de té por el presidente de la Federación Rusa de Pentatlón Moderno», o sea Vyacheslav Aminov.

Powered by WPeMatico