Escoger las palabras clave el primer paso para mejorar el posicionamiento

Escoger las palabras clave el primer paso para mejorar el posicionamiento. BeeDIGITAL aconseja cómo elegir las mejores keywords para estar bien posicionado en las búsquedas

palabras claves
Searching Engine Optimizing SEO Browsing Concept

9 de cada 10 personas están conectadas a Internet, muchas de ellas de forma permanente desde su móvil, según datos de la Cámara de Comercio de España. Lo utilizan para hablar con sus amigos, pasar el rato, trabajar y, por supuesto, comprar. El 80 % de los internautas en España busca información de productos y servicios en la red.

“El consumidor digital se mantiene informado, contrasta y compara en internet antes de tomar una decisión. Como consumidores, aprovechamos todas las ventajas que la tecnología nos ofrece para satisfacer nuestras necesidades. Por este motivo, cualquier empresa que quiera ser competitiva tiene que adaptarse al entorno digital, también las pymes.” Comenta Ignacio Manrique de Lara Fernández, director de Marketing de BeeDIGITAL.

La digitalización es imprescindible para llegar hasta el consumidor de hoy. Por eso, hay que estar bien posicionados en Google para ser visibles. El consumidor quiere rapidez y pincha en los primeros resultados que encuentra; si una web queda en los últimos puestos de Google, será más difícil que llegue a sus clientes.

El primer paso para escalar en Google es escoger bien las palabras clave. Según lo que se quiere encontrar, se escriben ciertos términos en el buscador: “comprar relojes de mujer”, “peluquería en Madrid”, “cómo asar un pollo”… Para ganar visibilidad, hay que saber qué términos buscan los clientes y trabajar para que la web aparezca cuando se escriban esas palabras clave. Por ello, los expertos de BeeDIGITAL, la empresa líder en soluciones de marketing digital para pymes y autónomos, dan unos consejos sobre cómo elegir las mejores keywords para aparecer en las búsquedas que interesen a cada negocio:

1. Hacer un estudio previo
Las palabras clave siempre estarán relacionadas con la actividad y el sector de la compañía. Si se trata de una empresa que vende joyas, es obvio que querrá aparecer en las búsquedas de “joya” o “joyería”. Pero las keywords también dependerán del propósito de la empresa y el público objetivo. Por ejemplo, las palabras clave variarán si se quieren destacar los bajos precios de los productos (“joyería barata”) o la zona donde ofrece sus servicios (“hoteles en Alicante”).

Para saber qué palabras clave escoger, es importante revisar cuáles utiliza la competencia. Una empresa del mismo sector que ya esté bien posicionada dará muchas pistas sobre cómo proceder.

Igualmente, antes de elegir las keywords, es interesante revisar qué contenido aparece en Google al buscarlas. Así, se consigue una primera idea de si esas palabras clave redirigen a páginas web similares a la nuestra o, por el contrario, si llevan a un contenido que no tiene nada que ver.

2. Descartar las palabras clave muy generales
Hay ciertas palabras clave que son muy difíciles de posicionar. A una pequeña empresa le costará mucho escalar hasta los primeros puestos de Google con “joyas”, “hotel” o “zapatos”; ya hay muchísimas otras compañías que se dedican a eso.

Por eso, hay que saber escoger términos que estén relacionados con la empresa, que sean fáciles de posicionar y, a la vez, útiles para la web. Para ello, es posible que haya que usar términos más específicos, como “joyas hechas a mano”, “hoteles que aceptan perros” o “zapatos hechos en España”. Lo importante siempre es tener en cuenta qué buscaría un posible cliente si quisiera encontrar un producto o servicio como el que ofrece nuestra pyme.

3. Crear contenido
Para conseguir posicionar bien en Google, Google tiene que tener contenido para analizar. Las palabras clave que se elijan deben aparecer en el sitio web de la empresa y en sus publicaciones. Por eso, es muy importante crear contenidos que incluyan las keywords.
Es muy útil contar con un blog corporativo en el que se vaya subiendo contenido de forma regular. Así, no solo se ofrece información útil que puede atraer a un posible consumidor, sino que también se posicionan los términos que interesan a la empresa para futuras búsquedas.

4. Usar un planificador de palabras clave
Es la mejor opción para no trabajar completamente a ciegas. Los planificadores dan información sobre el volumen de búsquedas y la dificultad de posicionar una palabra clave. Las mejores keywords son aquellas con el máximo número de búsquedas y menor dificultad de SEO.

Hay muchas opciones de planificadores en la web. Algunos son totalmente gratuitos y otros permiten hacer varias consultas al día sin acceder a la versión de pago. Esto son algunos ejemplos: Ubbersugest, Google Trends, Keyword Planner Tool…

5. El autocompletar de Google da pistas
Cuando escribimos en la barra de búsqueda, la función de autocompletar ofrece las opciones más buscadas con esos términos. Por ejemplo, al escribir “regalos”, Google autocompleta con “originales mujer y amigo invisible”. Eso significa que los usuarios suelen buscar la palabra regalo junto con esas otras.

6. Long-tail keywords
Los expertos de BeeDIGITAL explican que las palabras clave largas suponen la gran mayoría de tráfico de búsquedas en la red. Esto se debe a que los consumidores suelen usar un lenguaje natural a la hora de buscar en Google, por lo que introducen frases largas y complejas. Por ejemplo, los usuarios prefieren buscar “cómo reducir el estrés” a solamente “estrés”.

Además, las long-tail keywords permiten posicionar las palabras clave simples sin tener una gran competencia. Si se trabaja con los términos “cómo reducir el estrés”, se está posicionando indirectamente “estrés”.

7. Lenguaje natural
Los usuarios hacen preguntas a Google de forma similar a como ellos mismos se las plantean. Se preguntan “cómo adelgazar sin hacer dieta” (no simplemente “adelgazar”) o “cómo evitar la caída del pelo” (no “caída del pelo” a secas). Los términos que se escojan deben formar una oración natural. Así, el resultado final es una long-tail keyword, es decir, una palabra clave larga, que es más útil para posicionar que las cortas.

8. Incluir términos relacionados con las compras y el dinerocompra, precio, venta, barato…
Los usuarios suelen añadir este tipo de términos a sus búsquedas: “comprar joyas baratas”, “precio botas de agua”, “venta de zapatos al por mayor”…

9. Añadir una estrategia de SEO
Hay muchos otros factores que ayudarán a una web a estar en los primeros puestos de Google. Aunque una buena estrategia de palabras clave y de creación de contenido es esencial, no es lo único que se necesita para el SEO. Por eso, es importante complementar una buena elección de keywords con otras tareas de posicionamiento: optimizar la web, impulsar el SEO local…

Ignacio Manrique de Lara Fernández, director de Marketing de BeeDIGITAL comenta: «Es muy difícil estar bien posicionado en Google si no se sabe por dónde empezar. Para muchas pequeñas empresas, es todo un reto competir contra las grandes en internet. Sin embargo, eso no significa que no se pueda conseguir, pero hay que saber con qué palabras clave hacerlo y qué estrategia de SEO seguir. Por eso, en BeeDIGITAL hemos querido dar estos consejos básicos para cualquier pyme que quiera empezar a escalar puestos en Google, un requisito esencial para una empresa hoy en día”.

La entrada Escoger las palabras clave el primer paso para mejorar el posicionamiento se publicó primero en Turismo y curiosidades en viajes.

Ir a la fuente
Author: viajes24horas