Error garrafal en el Mineduc agudiza tensiones entre Cubillos y subsecretario Figueroa

Los tiempos mejores no llegan al Mineduc. Tras el polémico paso del ex ministro Gerardo Varela, la cartera -considerada como una de las más relevantes del gobierno- ha seguido en el ojo del escrutinio público. Tras la llegada de Marcela Cubillos, el principal foco de críticas ha sido su “mala” administración, según destacan los funcionarios del servicio, lo que se ha sumado a la red de “pitutocracia” que se ha instalado en el Mineduc.

La presentación de proyectos como “Aula Segura” y “Admisión Justa”, dotadas de una gran pirotecnia comunicacional, le han abierto fuertes flancos de críticas a Cubillos, principalmente, entre los cuadros técnicos de su ministerio, quienes ven como “las reformas importantes van quedando de lado”. Los cuestionamientos han mermado la relación entre la ministra y el subsecretario, Raúl Figueroa, quien ha sido catalogado como la autoridad “ancla” del Mineduc por los propios trabajadores de la cartera.

El abandono institucional que ha sufrido el sistema de Nueva Educación Pública y del proyecto que crea el nuevo Sistema de Financiamiento Solidario para la educación superior, al que recién esta semana el gobierno le asignó “suma urgencia”, han contribuido a alimentar la tensión y reparos internos.

El error

Durante el verano, mientras la ministra Cubillos recorría Chile desde Arica a Puerto Montt, en la gira para promocionar “Admisión Justa”, en la Dirección de Nueva Educación Pública se asignaron erróneamente los cupos del programa del Incentivo al Retiro Docente, correspondientes al año 2017.

El 8 de febrero, según la resolución exenta N°991 del Mineduc, la Dirección de Educación Pública (DEP), le asignó a 1500 profesores y profesores la bonificación por retiro voluntario, que se encontraban en lista de espera desde el año 2017, beneficiarios que debían ser notificados por sus empleadores en un plazo de cinco días, tras la publicación de la resolución, con el fin que renunciaran a sus puestos de trabajo. Pero el 26 de febrero la resolución N°991 debió ser corregida por la directora subrogante de la DEP, María Francisca Johansen, ya que los cupos habían sido mal otorgados.

La resolución exenta N°1189 explica que hubo un “error de transcripción en la nómina” y que se consideraron como beneficiarios del 2017 a profesionales de la educación a quienes les correspondía un cupo del año 2016, número de profesores que llegó a los 109 beneficiados. El texto agrega que se determinaron como beneficiarios a profesores y profesoras que no cumplían con los criterios de priorización para el año 2017 y que debían quedar en lista de espera para la asignación de los años siguiente, sin dar una cifra de a cuántos profesores correspondería esta mala asignación.

El proceso de asignación del programa de incentivo para el retiro docente depende directamente de la Dirección de Educación Pública (DEP), creada en el segundo gobierno de Michelle Bachelet, con el fin de administrar el nuevo sistema de educación desmunicipalizada. Este organismo no cuenta con un director o directora a cargo, es más, desde octubre es dirigido, de forma subrogante por Johansen -parte del círculo de confianza de Cubillos- que es ingeniera de la Universidad Católica y que ingresó a la DEP a fines de octubre de 2018.

Finalmente, el escrito destaca que se corregirá el error “sin perjuicio de las responsabilidades administrativas que procedan”. Fuentes desde el Mineduc aseguran a El Mostrador que la cifra de asignados erróneamente podría llegar a los 600 profesores y profesoras.

Desde el Colegio de Profesores señalaron que desde el Mineduc les explicaron que hubo un error de asignación que no distinguió entre la edad de hombres y mujeres y que finalmente sería cerca de 130 profesores que se tuvieron que quedaron en lista de espera.

Cabe destacar que el proceso de asignación del bono para incentivar el retiro docente se encontraba retrasado desde el año 2017, y había sido cuestionado en diversas ocasiones por el Colegio de Profesores. Un punto crítico que se suma a los 2.500 docentes entre 65 y 95 años que no se jubilan para no perder el bono del incentivo al retiro. Según un reportaje publicado por T13, desde el 2016 han fallecido 23 docentes y asistentes de la educación esperando su jubilación.

El proceso de asignación del programa de incentivo para el retiro docente depende directamente de la Dirección de Educación Pública (DEP), creada en el segundo gobierno de Michelle Bachelet, con el fin de administrar el nuevo sistema de educación desmunicipalizada. Este organismo no cuenta con un director o directora a cargo, es más, desde octubre es dirigido, de forma subrogante por Johansen -parte del círculo de confianza de Cubillos- que es ingeniera de la Universidad Católica y que ingresó a la DEP a fines de octubre de 2018.

Johansen era la carta de la ministra Cubillos para ocupar el puesto, debido a su rol como encargada de Educación de la comuna de Lo Barnechea, cuyo alcalde, Felipe Guevara (RN), ha sido uno de los principales detractores de la desmunicipalización, pero aún no ha logrado asumir el cargo. Tal sería la confianza de la ministra en la ingeniera, que el presidente Piñera desechó a dos candidatos de la derecha que componían la terna para ocupar el puesto, Alan Wilkins, ex coordinador nacional de los Liceos Bicentenario y ex seremi metropolitano de Educación en el primer Gobierno de Piñera y a Juan Enrique Guarachi García-Huidobro, director ejecutivo de Belén Educa, cercano al ex ministro Varela.

El problema para el nombramiento de Johansen radica en que la ingeniera no cumple con los requisitos exigidos en el sistema de alta dirección pública para ocupar el puesto, razón por la que se ha mantenido como subrogante de la DEP.

Pero este error, sumado a los retrasos en la aplicación del proceso de desmunicipalización habrían generado gran “molestia” al interior del Mineduc, principalmente en la subsecretaría dirigida por Figueroa. Ante el error garrafal, se le habría “quitado piso” a Johansen, lo que podría adelantar el nombramiento de una nueva directora o director de la DEM.

Por otra parte, desde la oposición han levantado las alarmas por el proceso de Nueva Educación Pública, este lunes se llevará a cabo una sesión conjunta entre las comisiones de educación de la Cámara de Diputados y del Senado, donde uno de los principales puntos a tratar sería el retraso y dilatación del proceso de desmunicipalización, el que ha sido denunciado desde una serie de direcciones regionales. Desde el Colegio de Profesores destacan que la ausencia de un director o directora en la DEM y las vacantes en los servicios locales se tornan “insostenible” y que es un proceso que debe ser acelerado por el actual gobierno.

Los conflictos con Figueroa

Más allá de las críticas externas a la administración de la ministra Cubillos, lo que realmente tiene tensas las relaciones al interior del Mineduc es el conflicto que mantendría la ministra con el subsecretario, quien internamente es considerado un “buen cuadro técnico” y  el “único que realmente sabe sobre educación”.

Inicicialmente las relaciones no fueron malas, es más, no a poco en el ministerio llamó la atención -dado su conocimiento en educación- que el subsecretaroio respaldara el despliegue de Aula Segura de Cubillos durante septiembre del 2018. Todo indica que ese apoyo a la gestión de la ministra habría cambiado.

Es por esta razón que el subsecretario se habría “automarginado” de la gira por “Admisión Justa” que realizó durante el verano Cubillos y habría sido él quien propuso la división del proyecto en tres, ante “la evidencia de que sería imposible tramitarlo en uno”, destacan desde la subsecretaría.

Otro hecho que habría generado roces entre ambos habría sido el nombramiento de Raimundo Larraín Hurtado, hijo de Carlos Larraín, en la Dirección de Educación Escolar en el Mineduc, decisión con con la que no comulgaba Figueroa. “Ese fue un triunfo de la ministra”, recalcan desde el ministerio.

Quien ostentaba dicho cargo era José Palma Vega (UDI), reconocido en la derecha por su conocimiento sobre educación y cercano al ex ministro Varela. Según fuentes de la subsecretaría, Figueroa “hacía buena dupla con Palma”, lo que no replicaría ahora en el trabajo que ha realizado Larraín.

Ir a la fuente
Author: Macarena Segovia