Descuidan patrimonio en toda Francia – El Nuevo Diario

Por Adam Nossiter

PARÍS — La Catedral de Notre Dame sufrió años de abandono y batalló para reunir los millones que necesitaba para renovaciones antes de que un incendio la devastara. Sin embargo, Francia está llena de decenas de miles de otros monumentos históricos que están en riesgo.

La lista de desastres o conatos de desastres por fuego en los monumentos históricos del País en los últimos 25 años es larga e incluye el incendio en el edificio del Parlamento del siglo 17 en Bretaña, en 1994.

“Estamos conservando nuestra herencia de una manera mínima”, dijo Alexandre Gady, historiador del arte en la Sorbona. “Simplemente no hay suficiente dinero”.

El Estado francés básicamente se ha dado por vencido. Gasta aproximadamente 360 millones de dólares al año en estos monumentos históricos, conocidos en Francia como el patrimonio, o patrimoine.

Entre 20 y 30 millones de dólares del presupuesto para los monumentos se distribuye entre sus 86 catedrales, la insignificante suma de 260 mil a 400 mil dólares cada una.

Aproximadamente la mitad del dinero se destina a los Gobiernos locales para que lo gasten en sus edificios, que son alrededor de la mitad del total. La mayoría del resto está en manos privadas, y los propietarios obtienen sustanciosos incentivos fiscales si realizan obras de restauración.

Sólo cerca del 4 por ciento de los edificios son propiedad directa del Estado, como Notre Dame.

La situación del financiamiento para los monumentos ha sido tan desesperada que el año pasado el Gobierno del Presidente Emmanuel Macron lanzó una lotería para recaudar dinero, bajo el auspicio de una personalidad de la televisión, Stéphane Bern, cuyo programa sobre historia ha hecho mucho para concientizar al País sobre el legado de sus monumentos.

Bern recaudó casi 50 millones de dólares el año pasado para proteger decenas de lugares considerados en grave peligro.

“Tengo años de estar peleando para decir que debemos proteger esta herencia”, dijo Bern. “Todo depende de los seres humanos, y es una situación muy frágil”.

Francia no tiene la tradición de donaciones privadas que existe en Estados Unidos, pero eso podría estar cambiando. En menos de una semana se recaudaron casi mil millones de dólares para Notre Dame, de acuerdo con Guillaume Poitrinal de la Fondation du Patrimoine, una beneficencia que coordina donaciones para los edificios históricos de Francia. Antes del incendio del 15 de abril, el presupuesto para la restauración de Notre Dame era de sólo 170 millones de dólares.

Con pocos recursos y ayuda limitada por parte del Ministerio de Cultura, que supervisa Notre Dame y otras catedrales, el déficit de fondos para la herencia de Francia era bien conocido.
No es que a los franceses no les importe.

“Estamos en un País donde la gente tiene un apego exagerado a su legado”, dijo Alain de la Bretesche, presidente de la Fédération Patrimoine Environnement.

El Gobierno, que enfrenta exigencias rivales de dinero, ha cambiado sus prioridades durante los últimos 50 años.

Por ejemplo, durante el Gobierno de Charles de Gaulle más o menos un tercio del presupuesto del Ministerio de Cultura se dedicó a los monumentos históricos del País, un porcentaje ahora dividido en tres.

No está claro si el Estado cambiará eso, o podrá hacerlo.

Antes del incendio, Macron “pronunció un gran discurso sobre el patrimonio, pero el presupuesto no cambió tanto”, dijo De la Bretesche. Cree que el incendio servirá para concientizar de forma terrible. “Tenemos una tendencia en Francia a despertar en sucesos como éste, en lugar de mantener continuamente a los edificios”, dijo.

Otros coincidieron. “Cuando la gente vio esto, quedaron absolutamente devastados”, dijo Poitrinal. “Dijeron, ‘tenemos que hacer algo’. Así que en cuestión de unas cuantas horas, vimos aparecer docenas de plataformas en línea para dar.

“Realmente nos sentimos muy impresionados”, dijo. “La gente ahora se da cuenta de lo frágil que es el patrimonio”.

Ir a la fuente
Author: