Argentina alerta de que la “provocativa” presencia de tropas kosovares en Malvinas es una “amenaza” regional

El secretario de Malvinas del Gobierno argentino, Guillermo Carmona, ha denunciado que la presencia de militares kosovares en el archipiélago no solo es una “provocación” que añade un plus de “peligrosidad” a un escenario ya de por sí tensionado, sino que contraviene las resoluciones sobre su desmilitarización.

“Es un hecho sin precedentes la entrada de terceros actores de Estados o en este caso de una entidad no estatal como es Kosovo. Es una innovación que aparece al mismo tiempo como una provocación”, ha dicho Carmona en una entrevista para Europa Press durante una visita oficial a Madrid.

“El Gobierno británico no ha dado argumento alguno y tendrían que explicarlo”, ha reclamado Carmona en relación a los siete soldados kosovares que viajarán hasta Malvinas para participar en una “misión de paz” acordada con el Gobierno británico.

Carmona alerta de que, con esta decisión de Reino Unido, se traslada desde Europa un contexto de “tensión”, como es el caso de Kosovo, a una zona de paz y cooperación, tal y como definió Naciones Unidas al Atlántico Sur. “Esta presencia militar es un factor disruptivo”, vista por los países del entorno como “amenazante”, ha dicho.

“La verdad es que sumar terceros actores de áreas conflictivas del mundo implica agregarle un grado de complejidad y de peligrosidad a la situación, que nos parece importante ponerla de relieve”, ha expuesto Carmona. Una preocupación que Argentina expuso la semana pasada en el seno de Naciones Unidas.

Así, ha destacado que a través de la conocida como Agenda Malvinas 40 años, han logrado en el plano internacional defender los intereses del Estado sobre el archipiélago, tal y como marca la Constitución, y al mismo tiempo evidenciar la “reticencia” de Reino Unido a negociar y sus “flagrantes” incumplimientos de las resoluciones de Naciones Unidas que prohíben realizar acciones unilaterales.

“Hemos intensificado nuestra acción diplomática especialmente en Naciones Unidas, en el ámbito del Comité de Descolonización (…) Hemos buscado que esté muy presente que tras 190 años de usurpación británica, que se han cumplido ahora en enero, y ya más de 40 años de la guerra de Malvinas, este tema merece un diálogo y una negociación por la cuestión de la soberanía”, ha dicho.

Descrédito británico en el plano internacional

Carmona también ha hablado sobre la reciente postura favorable de Reino Unido a sentarse a negociar con islas Mauricio una posible descolonización del archipiélago de Chagos y cómo puede beneficiar a la causa argentina en relación a Malvinas.

“El caso de Chagos es quizás el giro en política exterior más importante que ha tenido Reino Unido desde el Brexit”, ha valorado Carmona, que si bien ha matizado que el caso de este archipiélago situado en el Índico es distinto al de Malvinas existen “puntos de contacto” al tratarse de un territorio sobre el que existen denuncias de presencia colonial.

“Para nosotros es un antecedente muy importante porque nos confirma en la idea de que cuando las circunstancias internacionales sean oportunas, Argentina también tendrá un proceso de negociación con Reino Unido. No tengo dudas”, ha confiado.

Carmona ha explicado que este “importante cambio” en la política exterior de Reino Unido deriva de la actual situación geopolítica mundial, en la que arrastra “problemas de reputación internacional”, no solo por incumplir resoluciones de Naciones Unidas, sino también por haber perdido “peso específico” en el Índico.

“Mientras tanto, tenemos que persistir en nuestro objetivo y mantener presente en la agenda internacional esta cuestión de Malvinas”, ha recalcado Carmona, quien ha destacado el “gran despliegue” de Argentina en el último año exponiendo esta cuestión como un caso de “colonialismo pendiente de solución”.

Desmilitarización de la región

Carmona también ha vuelto a exigir a Reino Unido más “transparencia” sobre la posible presencia todavía de armas nucleares en el archipiélago, tal y como reveló hace poco más de un año la parte británica, que reconoció el envío de hasta 31 bombas de este tipo durante la guerra en 1982.

“Nosotros no podemos afirmar que en este momento haya armamento nuclear en Malvinas, pero tampoco podemos descartarlo. Argentina lo que va a seguir haciendo es exigir transparencia y buena fe en el aporte de información fidedigna respecto a este asunto. De hecho, Reino Unido sigue manteniendo silencio sobre el destino de esas 31 bombas nucleares”, ha dicho Carmona.

“Argentina exige un proceso de desmilitarización de Malvinas y del Atlántico Sur, que es una zona de paz”, ha insistido Carmona.

La cuestión de Malvinas como impulsor nacional

Carmona también ha destacado que todo aquello que tiene que ver con la soberanía de Malvinas es abordada de manera “cotidiana” en Argentina y tiene un importante peso como elemento “identitario” y de unión más allá de ideologías.

“Se trata de una cuestión identitaria muy fuerte y la Agenda Malvinas 40 años ha reforzado esta cuestión, no solo desde una perspectiva de descolonización, sino también por todos aquellos caídos y veteranos (…) quienes no tomaron la decisión de hacer la guerra, ni tomaron decisiones políticas o militares”, ha reconocido.

En ese sentido, ha asegurado que el triunfo de Argentina en el Mundial de Qatar ha puesto de manifiesto el “arraigo popular” que está cuestión tiene en el seno de la sociedad argentina. “Ver a Messi y al resto de campeones del mundo corear canciones que hacen referencia a Malvinas y a sus caídos ha sido un hecho movilizador muy importante”, ha subrayado.

Por último, Carmona ha contado que los temas de la soberanía de Malvinas dispondrán de un espacio destacado en las celebraciones por el 40 aniversario de la democracia en Argentina. “Malvinas es una causa popular”, ha enfatizado.

“Si la democracia es sinónimo de pueblo, en este gobierno del pueblo por y para el pueblo, el hecho de que la cuestión de Malvinas esté arraigada como una causa popular hace que haya una natural vinculación entre Malvinas y democracia”, ha expresado.

Ir a la fuente
Author: Europa Press

Powered by WPeMatico